Durante años, esa fue una de mis baladas en jazz predilectas de los Rippingtons.

Esta versión en concierto se presta tanto a tantas poetizaciones. Y sí, escribí muchos poemas usando esta pieza como soundtrack.

Anuncios