plane01.jpg

Tengo afición por los aeropuertos.

Es mi manera de vivir cortamente en tantos lugares donde pudiera empezar una vida hipotética. ¿Qué pasaría si me quedo? ¿Cómo sería vivir entre estas calles? ¿Qué tanto pudiera acostumbrarme a la comida, al ritmo de vida, a innumerables costumbres que me evaden?

Pero sigo siendo un errante ajeno.

Y los aeropuertos me dan la bienvenida cada vez que pido una cerveza local, y pido que me sugieran algún plato típico; tan sólo para hacerme la idea de que pasé unos pequeños respiros de mi tiempo ahí.

Lo es tanto como vivir hipotéticamente.

Anuncios